Los resbalones, tropiezos y caídas son las principales causas de accidentes en todos los sectores , ya sean estos industrias, oficinas o comercios, de tal manera que constituyen un riesgo común a todas las actividades  A nivel mundial, se estima que existe un accidente por tropezones o resbalones cada 3 minutos.

Hay muchas razones por las cuales ocurren los accidentes por caídas, pudiendo mencionar las siguientes:

  • Pisos húmedos o desnivelados.
  • Derrames.
  • Alfombras o tapetes flojos.
  • Obstrucciones en los espacios de trabajo.
  • Mala iluminación.
  • Calzado inadecuado.
  • Tendidos provisionales de cables.
  • Cajones abiertos.
  • Trabajos en alturas.

La utilización de sencillas medidas de control puede reducir el riesgo de lesiones provocadas por resbalones y tropiezos.  El uso de la “Jerarquía de controles”  deberá ser la herramienta principal, esto es que debería eliminarse el riesgo en su origen, siendo el uso de del equipo de protección personal la última alternativa una vez agotadas todas las medidas colectivas preventivas y técnicas.

Por ejemplo, en el caso de desniveles húmedos:

Eliminación: Nivelar las superficies irregulares;

Sustitución: Utilizar un método alternativo de limpieza del suelo.

Ingeniería: Utilizar barreras para mantener a los trabajadores alejados de los suelos mojados.

Administración: Colocación de señalética.

EPP: Uso de calzado con suela antiderrapante.

Algunas de las medidas preventivas:

  • Evaluación y prevención de riesgos.
  • Revisión permanente de pisos para corregir desniveles y eliminar obstáculos.
  • Colocación de iluminación suficiente y adecuada.
  • Colocar recubrimientos antideslizantes de los escalones en escaleras.
  • Vigilar que el cableado de máquinas y equipos no crucen las vías de circulación de los peatones.
  • Colocar señales de seguridad y de salud

La prevención de caídas de lugares altos requiere forzosamente el uso de equipo de protección personal que cumpla con regulaciones específicas y que esté diseñado para detener rápidamente las caídas.  Los expertos indican que con un buen sistema de prevención para trabajos en altura, una suficiente formación y un equipo adecuado, como un arnés básico y un cabo de anclaje se podrían evitar la mayoría de este tipo de accidentes.

Algunas consideraciones para su uso seguro:

Los cinturones deben estar conectados en el centro de la espalda, detrás  o sobre las caderas.  Los arneses pueden conectarse en el centro de la espalada o por encima de la cabeza.  Es importante considerar que se debe seleccionar un punto de anclaje suficientemente fuerte para resistir, en su caso, la caída.  Adicionalmente, es importante mencionar que el equipo de protección  contra caídas deberá ser inspeccionado antes de cada uso.

Siempre verifique que las correas no estén cortadas o torcidas; que los ganchos de seguridad cierren perfectamente;  que las partes metálicas no presenten bordes afilados.  Lea siempre las instrucciones del fabricante.